La conservación del queso - Marimorena
Marimorena
La conservación del queso

El queso está presente en los frigoríficos del 85% de los hogares. Además, se podría decir que los españoles no podemos vivir sin esta delicatessen y es que, consumimos más de siete kilos de queso de media al año en alguna de sus 150 variedades. 

El queso es uno de los alimentos más deliciosos y cuenta también con muchas propiedades. Es uno de los alimentos con mayor concentración de calcio, es un alimento rico en vitaminas A y D, vitaminas del grupo B, como la B12, la B9 (ácido fólico), la B1 (tiamina) o la B2 (riboflavina).

Sin embargo, muchas veces nos preocupamos de su sabor pero se nos olvida que para preservarlo necesita de una correcta conservación. Es quizás la parte donde solemos cometer más errores. Aunque el queso huela fuerte y su apariencia externa pueda no ser la mejor, no hay que olvidar que el queso se estropea y caduca, con lo que debemos protegerlo y cuidarlo como cualquier otro alimento.

La nevera juega un papel muy importante en su conservación hoy en día, sin embargo el tenerlo demasiado tiempo guardado en ella puede hacer que pierda cualidades a medida que pasen los días. La solución pasa por no acumular queso y comprar en función de lo que vayamos a consumir y así disfrutaremos de su mejor sabor.

No hay que olvidar que el queso es un alimento vivo, que necesita por tanto respirar, de ahí que sea importante envolverlo en materiales porosos para evitar que lo 'asfixien'.

En este sentido es preferible envolver cada pieza diferente de queso enpapel de estraza o en papel de horno, en lugar del clásico papel film. Si el queso lleva varios días en la nevera debemos revisar de vez en cuando su envoltorio.

Es preferible utilizar los cajones inferiores ya que es la zona menos fría, bien alejados de la parte donde se encuentre el ventilador del frigorífico ya que puede favorecer que se reseque y agriete. Sin embargo, en el caso de un queso fresco, es mejor guardarlo en la parte alta del refrigerador para garantizar que ronde los 4 grados.

Por lo general, el queso debe conservarse entre los 4 y los 12 grados, aunque esta temperatura dependerá mucho del tipo de queso.

Por último es importante cortarlo con un cuchillo limpio, nada de usar el mismo con el que hemos cortado los embutidos, así evitaremos la contaminación y la proliferación de mohos.

Fuente: cope.es

Carrito de compras

Volver a la tienda

El carrito esta vacío

 

You can try some popular tags here:

Cuenta

¿No tiene cuenta de cliente?
Crear una cuenta
4